Principios del conocimiento humano

La obra capital de Berkeley es Principios del conocimiento humano. Una
exposición con propósitos vulgarizadores la constituyen los Tres diálogos entre
Hilas y Filonús. En la primera de éstas, Berkeley se propone, según él mismo
nos dice, descubrir los principios que han introducido en la filosofía
incertidumbre, dudas y opiniones contradictorias.
A su juicio, la primera causa es la creencia de que pueden formarse ideas
abstractas. No existen ideas abstractas, sino concretas y singulares. Berkeley
comienza los Principios… con una refutación de la abstracción, porque
considera que quizá creer en las ideas abstractas origina la creencia en la
existencia de los cuerpos con independencia del sujeto percipiente. La idea
abstracta es perfectamente inconcebible; y ¿cabe un género de abstracción
más sutil que distinguir la existencia de los objetos sensibles del hecho mismo
de ser percibidos? La estrecha relación que existe entre el pensamiento y el
lenguaje ha originado la admisión de las ideas generales como ciertas, ya que
nos valemos de palabras generales para comunicarnos. No obstante, es una
ilusión. Es necesario sustraer los principios del conocimiento a la confusión
creada por las palabras, porque, de no hacerlo así, caeremos en el más
lamentable error. Lo importante es no dejarse engañar por las palabras y
atenerse exclusivamente a las ideas mismas, «a las propias ideas al desnudo,
sin disfraz alguno», como nos dice al final de la Introducción de este libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: